Pablo Lucero. Head coach de KM de Confianza

Si estas leyendo estas líneas, es porque has decidido hacer un cambio en tu estilo de vida.

Cambiar los viejos hábitos, convertirte en alguien más activ@ y conseguir llevar una vida más saludable, es un gran paso para cualquiera, así que, déjame darte mi enhorabuena porque ya has dado ese primer paso, uno de los más importantes para que tu vida de un gran cambio.

Nunca es tarde para querer llevar una vida más saludable, dejar de fumar, salir de tu zona de confort, o cumplir ese reto que te habías propuesto.

¿Buscas la sensación de sentirte bien contigo mismo?

Pues en Kilómetros de Confianza queremos ayudarte a conseguirlo. Si buscas mejorar tu salud, encontrarte más relajado, reducir tu estrés, mejorar tu relación con los demás y, desde luego, sentirte satisfech@ con tu aspecto físico, podemos conseguirlo JUNTOS.

Sea cual sea ese objetivo desarrolla un PLAN DE ACCIÓN, este puede tener una metodología muy básica que te ayude a llevar un control de tus entrenamientos.

PLANIFICA el año (MACROCICLO) puedes trazar un plan a medio o largo plazo (6-12 meses) donde además del objetivo final puedas PROGRAMAR mini-objetivos cada 4 o 5 semanas (MESOCICLO) de esta manera te resultará mas fácil ir cumpliendo con los objetivos, por último, ESTRUCTURA tus entrenamientos diarios para llevar un control de tu entrenamiento semanal (MICROCICLOS). Recuerda que es importante poner en valor en esta estructura todas las actividades y el peso que requieren en tu día a día.

Fíjate un objetivo INSPIRADOR, que sea real y por supuesto alcanzable. PLANIFÍCATE a corto medio y largo plazo. Escribe en una hoja dónde quieres llegar y qué vas a hacer para conseguirlo. Habrá días donde las cosas no salgan como esperabas y será importante que te mantengas positiv@, te ayudará recordar el propósito de tu objetivo e imaginarte como te sentirás cuando lo consigas.

Busca un mini objetivo cada trimestre, es mucho mas fácil mantener la motivación y serás mas consciente de tu evolución física y como esta, incide directamente sobre tu carácter. Un buen truco es escribir todos tus pequeños logros en una libreta o registrarlos en una app, de esta manera serás consciente de toda tu evolución durante una progresión de meses.

PROGRÁMATE semanalmente, adapta tus entrenamientos a esos días donde sabes que es más fácil sacar ese hueco, y aprovecha los fines de semana para hacer ese entreno un poco más largo. Decide las horas semanales que vas a dedicar a la actividad física y divídelas entre los días que vas a realizarlas, intentando dejar al menos un día de descanso entre los entrenamientos más intensos.

ESTRUCTURA tu entrenamiento en:

La Parte Inicial o calentamiento general, esta parte te ayudará a prepararte física y psicológicamente para la actividad física aumentando de manera progresiva tu frecuencia cardiaca y respiración. Incrementarás la acción y la elasticidad de tus músculos, ligamentos y tendones. Esta parte puedes trabajarla con ejercicios de movilidad o estiramientos, con un trote muy suave o simplemente un caminar un poco activo. La duración de esta parte del entrenamiento dependerá del grado de intensidad de la parte principal, pero puede durar entre 10´ y 15´.

La Parte Principal estará orientada al trabajo de la capacidad física que hayas elegido trabajar de manera más específica. El trabajo técnico, táctico y rendimiento físico son objetivos de esta parte del entrenamiento. Esta puede variar en tiempo según la fase de temporada en la que te encuentres (más volumen, más intensidad, más trabajo de fuerza aplicada, etc…)

La Parte Final o Vuelta a la calma, es la parte donde comienza el proceso de recuperación y regeneración de tus tejidos. La finalidad es reducir progresivamente tu pulso cardíaco y normalizar tus funciones orgánicas y el equilibrio homeostático general. Esta fase dependerá de la intensidad del trabajo anterior, pero puede oscilar entre los 10 y 15´.

Por último, AUTOEVALÚATE, haz una valoración de tu entrenamiento haciéndote preguntas como:

¿Has conseguido los objetivos planeados de la sesión? ¿Cuál ha sido tu percepción del esfuerzo del 1 al 10?

¿Te ha gustado la sesión? ¿Qué cambiarías? ¿Qué mantendrías?

Estas preguntas te ayudarán a ser mas consciente de lo que vas consiguiendo, a hacer que tus entrenos sean más divertidos y motivadores y a potenciar tus puntos más débiles.

En Kilómetros de Confianza nos hemos propuesto ayudarte a conseguirlo mediante consejos sobre actividad física y una correcta alimentación.

Y tú, ¿te animas?

RECOMENDADOS

+

Compartir en: